Cómo encontrar una buena historia para tus vídeos

Cómo encontrar una buena historia para tus vídeos

Cómo encontrar una buena historia para tus vídeos

Cualquier empresa de cualquier sector tiene una historia para contar que va más allá de las cualidades y funciones de sus productos o servicios. Porque no son ellos los únicos vehículos para hacer que tu marca sea especial. La historia, la idiosincrasia, la responsabilidad o el compromiso de tu empresa pueden ser indicadores de cómo encontrar una buena historia para tu estrategia de marketing. En este post te contamos cómo encontrar una buena historia que resulte interesante a tu audiencia y cómo contarla para que puedas crear el storytelling que te diferencie de la competencia.

¿Qué es el storytelling y cómo funciona?

El storytelling es el relato de una historia, y esto no es exclusividad de los libros de cuentos, forma parte de la cotidianidad de las personas para comunicarnos. Un storytelling en marketing muchas veces resulta más eficaz que cualquier contenido de información técnica y características de un producto o servicio. Si sabes cómo encontrar una buena historia y la cuentas bien, tu vídeo puede resultar memorable. Y no hay mejor estrategia que esa para atraer audiencia y construir una marca.

¿Cómo contar una historia?

Para contar una buena historia recurre a las personas o crea personajes. El espectador conecta con las emociones y las emociones las generan y las transmiten las personas. Los lugares también son importantes porque brindan autenticidad a la historia, la sitúan y le dan más credibilidad. Elige personas y sitios en función de los objetivos que te propones y crea una trama sencilla pero que genere intriga y mantenga el interés de la audiencia hasta el final de la historia.

¿Cómo encontrar una buena historia?

Nadie mejor que tú para saber cómo encontrar una buena historia de tu empresa. Eres quien mejor la conoce, solo piensa cuáles son los valores que puedes destacar. Piensa en la historia, en los intereses que te movilizaron para emprender, en el compromiso de tu marca con alguna causa, en la filosofía de trabajo o en la relación con las personas que integran tu equipo profesional, en las experiencias de tus clientes, y seguro que sabrás cómo encontrar una buena historia.

Muestra tu marca por dentro

Los clientes valoran la transparencia de las empresas. Muéstrales lo que hay detrás de tus productos o servicios, las personas, los trabajadores, los profesionales, los creativos, los comerciales. Son ellos los personajes de tu historia. Muestra el entorno en el que trabajan, cuéntales cómo comparten ideas e intercambian experiencias, que el éxito de tu negocio se basa en el trabajo de equipo y no en una competencia interna feroz, dale voz para que cuenten sus propias historias y sus sueños. Tus productos no pueden comunicar quién eres, las personas sí. Ponle rostros a tu marca y muéstrala por dentro, así transmites transparencia, que es lo que desean tus clientes.

Cuenta historias de tus clientes

Qué historias pueden ser más eficaces para potenciar tu marca que las narradas por tus propios clientes. Son las que pueden desarrollar un argumento más sólido, con testimonios en primera persona de gente que pasaron por problemas o motivaciones similares a las de tu público objetivo. Porque no solo la solución es la historia, sino también el comienzo, en el que debes incluir todos los detalles necesarios de los personajes, que son los que van a generar la identificación de los espectadores. Que tus clientes compartan sus experiencias con tu producto o servicio, que cuenten cómo ha contribuido a generar más ingresos en sus negocios, a hacer más felices a sus empleados, a mejorar los tiempos de los procesos de producción o, simplemente, a brindarles mayor bienestar o mejor calidad de vida puede ser una buena idea para lograr una historia que convenza a tu audiencia y conecte con tu marca.

El storytelling de tu marca

Una buena historia para contar y conectar es la de tu empresa, un storytelling de la propia marca. Cómo surgió la idea del proyecto, cuáles fueron las motivaciones para crearlo, cómo se desarrolló, cuenta cómo se dieron los primeros pasos, relata los momentos o desafíos más importantes, recurre a la creatividad y a las personas que influyeron de distintas maneras y en diferentes etapas de la empresa.

No hay excusas para no encontrar historias interesantes que contar, siempre hay una para conectar con tu audiencia y diferenciarte de la competencia.