Cómo preparar una producción de vídeo

Cómo preparar una producción de vídeo

Cómo preparar una producción de vídeo

Si estás planeando grabar algún contenido para tu estrategia de vídeo marketing has de tener en cuenta que el éxito de cualquiera de tus vídeos corporativos dependerá, en gran medida, de la etapa de preproducción.

Cuanto mejor sea tu planificación de una producción de vídeo tendrás menos posibilidades de encontrarte con inconvenientes o contratiempos durante su grabación. Por lo tanto, el tiempo dedicado a su preparación estará bien invertido, ya que el tener claro cómo debe ser el rodaje, qué equipos o medios necesitarás y con qué profesionales debes contar, te hará optimizar tiempo y recursos, tanto técnicos como humanos. En este post te contamos cómo puedes preparar tu próxima producción de vídeo.

3 tips para planificar una producción de vídeo

Define la idea principal

Determina el mensaje principal que quieres transmitir, a qué público y por qué canal o plataforma piensas llegar a él. De esto último dependerá el formato en el que se grabará el vídeo y otras precisiones técnicas a tener muy en cuenta. Comienza por describir el problema o la necesidad que pretendes resolver con el vídeo, establece de manera clara y concreta su objetivo y escribe un breve resumen de lo que pretendes comunicar, sin dejar de apuntar aquellas ideas principales que se te fueron ocurriendo y que crees que no pueden faltar o que, al menos, pueden enriquecer tu producción de vídeo. Toda esta información inicial es vital para la creación de vídeos institucionales y, con ella, habrás allanado el camino para dar el paso siguiente.

Escribe el guion

Con el concepto y el objetivo del vídeo bien definidos y aprobados, también por tu equipo de trabajo si es que cuentas con él, siéntate a escribir el guion. Aquí debes incluir todo, desde los planos y ángulos de cada toma hasta los tonos de las locuciones, ya sean en vivo o en off, los escenarios, la iluminación, la música y los efectos sonoros si son necesarios. Cuanto más detalles e indicaciones precisas haya, más claro y facilitado tendrán su trabajo cada una de las partes involucradas en esta producción de vídeo. Una vez finalizado léelo en voz alta, si lo haces con público mejor. Te servirá para ajustar alguna parte que no resulte natural y corregir aquellas palabras o frases que no suenan como las habías pensado.

Una buena opción es hacer también un storyboard  para acompañar el guion, que es el propio guion pero en imágenes. Algo así como un cómic o la historia que queremos contar en el vídeo representada a través de una sucesión de cuadros ilustrados con dibujos para dar una idea más acabada de lo que se quiere crear y que resulta mucho más fácil de comprender y visualizar.

Programa la grabación

Dispón, para la sesión de grabación, de algo más de tiempo del que crees que vas a necesitar. Las prisas no son buenas aliadas para una producción de vídeo exitoso, ya que el resultado final dependerá del trabajo y de la dedicación en cada una de las etapas de su creación. Cada toma requiere de un tiempo para su preparación y grabación y, por más que se haya hecho una buena planificación para evitar improvisaciones, en la sesión de rodaje muchas veces suelen surgir algunas ideas nuevas que pueden mejorar el guion. Además, siempre es bueno repetir las tomas varias veces, más allá de que hayan sido correctas, esto te permitirá contar con opciones diferentes en el momento de la edición.

Siguiendo estos consejos para preparar tu próxima producción de vídeo optimizarás recursos, evitarás sorpresas desagradables y crearás un vídeo con mayores posibilidades de éxito en el camino de alcanzar los objetivos de marketing de tu negocio.