Inspírate en la tele para el storytelling de tu marca

Inspírate en la tele para el storytelling de tu marca

Inspírate en la tele para el storytelling de tu marca

Con toda la tecnología a nuestro alcance o en los tiempos más remotos de la humanidad, cuando hablar era el principal modo de comunicación, la narración de historias siempre estuvo y está presente entre los humanos como una manera de transmitir conocimientos y enseñanzas. Los símbolos pintados en las piedras de las cuevas, los libros, el cine y la tele marcaron la evolución del modo de contarlas hasta perfeccionar la estructura que triunfa en la mayoría de las pantallas. En este post te contamos cuáles son los componentes que integran esa estructura de las series o pelis de la tele para que puedas incluirlos en tu storytelling y asegurarte el éxito de tus vídeos corporativos.

5 componentes claves de series de tele para incluir en tu guion

1. Exposición del statu quo e irrupción del problema

Las series o las pelis de la tele suelen comenzar haciendo una descripción de la situación de la vida y el entorno que rodea al protagonista para luego dar lugar al problema o incidente que irrumpe en su vida y al que tendrá que sobreponerse para continuar con ella.

En un guion de storytelling para vídeo marketing el problema determinará un objetivo claro que logrará alcanzar el personaje para superarlo, más allá que en el desarrollo de la historia también tenga la opción de obviar el problema, es esta disyuntiva la que cautivará el interés de la audiencia.

2. Obstáculos que complican la solución del problema

La suma de dificultades que se interponen en el camino del o los protagonistas que buscan superar la situación adversa intensifican el problema y magnifican el desafío.

No escatimes inconvenientes o barreras en la búsqueda de la salida de la encrucijada en que se encuentra el “héroe” de tu storytelling. Como en las pelis de la tele, cuanto más impedimentos tenga más grande será el desafío y mayor la satisfacción al lograr el objetivo. Pero sube la intensidad de esos conflictos o incidentes que se suman, así podrás mantener el interés de la audiencia y, sobre todo, no caerás en secuencias reiterativas.

3. Tensión en aumento hasta el punto de inflexión

Cuando la lucha se torna extenuante y el protagonista está al borde de la rendición, después de intentarlo todo, surge esa revelación que cambia la historia.

Crea un punto de inflexión, ese momento en el que el personaje descubre que existe esa salida que tanto se le resiste, la solución al problema, un camino al éxito. Apela a una emoción que afloje la tensión y cambie el transcurso de la historia. Esa transición, si bien en una serie de la tele puede permitirse algunos matices, en vídeo marketing debe ser siempre positiva.

4. El giro de la historia que cambia la situación

Después de la máxima tensión, la acción inteligente o valiente del protagonista lo convierte en héroe y se desvela la verdad.

Procura un giro sorprendente en el storytelling de tu marca, que rompa las predicciones de tu audiencia y que la mantenga atenta e involucrada en la historia. Genera el clímax del relato, ese que se produce con una acción o decisión difícil que saca del conflicto al personaje, que traza el límite entre el éxito y el fracaso, y le marca un cambio de percepción, ya sea de su situación o de la vida, para siempre.

5. Resolución o fin de la historia

En el final de tu storytelling destaca la lección de vida que deja el vídeo y el cambio de la visión del mundo que se produjo en su protagonista desde el comienzo al final de su historia.

Una buena estructura de narración es la que sostiene el relato de la historia. Incluye estos componentes para contar la tuya y transmitir los valores y las virtudes de tu marca, con ella generas emociones que conectan con la audiencia, inspiran acciones, y te diferencian de la competencia. Como en la tele, donde esta estructura sirve para distintos géneros, también en vídeo marketing se adapta a distintos tipos de storytelling, puedes utilizarla para contar la historia de tu empresa o la que inspiró la creación de tu nuevo producto o servicio.