La importancia de incluir vídeos en tu correo electrónico

La importancia de incluir vídeos en tu correo electrónico

La importancia de incluir vídeos en tu correo electrónico

Insertar vídeos en el correo electrónico no es una táctica nueva. Pero ahora, con la posibilidad de ser reproducidos desde el mismo email con determinadas aplicaciones y en diferentes dispositivos, aunque no en todos los casos, esta práctica crece. Aun con la constante aparición de nuevos canales de comunicación, el correo electrónico sigue siendo un medio tan eficaz como popular y utilizado junto al vídeo se potencia, porque con él aumenta su tasa de apertura, se hace más atractivo y suma interactividad.

Para que tu correo genere interés desde la colmada bandeja de entrada de cada uno de tus contactos y su visualización no resulte un tedio para tu audiencia, en este post te contamos cómo debes utilizar vídeos en tus emails para que juntos te ayuden a alcanzar los objetivos de tus campañas de email marketing.

5 consejos para incluir vídeos en tu correo electrónico

1. Crea audiencia

Enviar vídeos a través de correo electrónico es la manera más eficaz de ponerlos al alcance de tu audiencia. Si programas entregas de manera periódica y las cumples con contenidos de interés, útiles y atractivos fidelizas a tus suscriptores, que además, muchos de ellos, reenviarán o compartirán tus vídeos posibilitando la generación de nuevos suscriptores.

2. Anuncia el vídeo

Utiliza la palabra «vídeo» tanto en la línea del asunto como en el texto del email marketing e incluye un botón de reproducción en una atractiva miniatura del vídeo. Estos recursos aumentan la tasa de apertura del correo electrónico y el vídeo agiliza el consumo de su contenido.

3. Elige el lugar de la interacción

La inclusión de un vídeo en un email generalmente dirige al lector a la web de la marca o a una página de destino para que lo visualice desde allí y pueda acceder a más contenidos o para que realice una acción determinada. Pero también existen herramientas que permiten que el lector consuma el contenido de ese vídeo desde el propio correo electrónico e incluso que interactúe a través de formularios y aplicaciones con los que también se pueden lograr conversiones.

4. Incrusta tu vídeo en el email

El vídeo incrustado en el propio cuerpo del correo electrónico le otorga personalidad y genera interés en el lector. Una táctica muy eficaz porque atrae a la audiencia y puedes establecer con ella una comunicación de mayor proximidad, por ejemplo con un vídeo con un mensaje personalizado de bienvenida o de agradecimiento, pero su elección debe tener en cuenta aspectos técnicos. Porque la integración del vídeo en el mismo correo electrónico no es compatible en todos los dispositivos ni con todos los proveedores de correo electrónico. Por lo tanto, la decisión de optar por esta manera de incluir el vídeo en el correo electrónico, que también se adapta muy bien a los emails de marca o informativos, debe pasar por un análisis previo de la tecnología con que cuenta tu audiencia.

5. Dirige a la audiencia a tu web

Con un thumbnail atractivo de tu vídeo en el correo electrónico puedes dirigir a la audiencia a tu web con solo un clic para que lo visualicen desde allí, donde encontrarán más información y puedes facilitarles los pasos o el recorrido que quieres que realicen. La interacción desde el sitio web de tu marca puede significar comentarios, compartir contenidos y generar nuevos seguidores, obtener registros o conversiones y, lo que es muy importante, posibilita el análisis de todos estos datos.

La personalización y la interactividad son las tendencias que marcan la vigencia y el futuro del correo electrónico, y el vídeo es su gran aliado para conseguirlo. Incrustado en el mismo correo electrónico o con un link a tu web a través de una miniatura incluye vídeos en tu próxima campaña de email marketing, será más atractiva y ganarás audiencia.