Potencia tu marca con vídeos corporativos

Potencia tu marca con vídeos corporativos

Potencia tu marca con vídeos corporativos

El objetivo principal de los vídeos corporativos es el que todas las empresas deberían proponerse, al menos a largo plazo, el de crear y potenciar una imagen de marca. En un mercado globalizado y tan competitivo, donde los productos y servicios ofrecidos por las distintas empresas son muy similares, la diferenciación pasa por lo intangible. Los consumidores se inclinan por las marcas con las que más se identifican, por las que empatizan con aquello que los moviliza, por las que demuestran un mayor grado de responsabilidad social y, en este contexto, las empresas deben comprometerse con las preocupaciones de su público y comunicarlo.

De todas maneras son muchos los vídeos empresariales que podemos crear en función de los objetivos de comunicación o de marketing que perseguimos o del público al que nos dirigimos. En este post te ofrecemos algunas propuestas de vídeos para empresas que te pueden servir como fuente de inspiración para crear el tuyo, ese que te ayude a mejorar tu negocio o a potenciar la imagen de tu marca.

5 ideas de vídeos corporativos para tu empresa

1. Transmite emociones con tu marca

Si quieres que tu marca genere emociones no hables de sus productos o servicios, muéstralos dentro de una historia más grande. Crea un vídeo con una historia que atrape a la audiencia desde el inicio del relato, que conecte con el público y que apele a sus emociones, que ese problema o lo que se narre lo movilice. Será el mejor preámbulo para contar la misión de tu marca, es decir, la solución a su problema. Es una estrategia muy eficaz para la construcción de la percepción de la marca porque genera identificación y connota sensibilidad, responsabilidad y compromiso con aquello que le importa a nuestro público.

2. Ofrece soluciones

Cuando conoces a tu audiencia sabes cuáles son los principales problemas que quieren resolver o las dudas que le generan tus productos o servicios y que se convierten en una barrera a la hora de decidir una compra o firmar un contrato. Crea un vídeo para esos potenciales clientes, será un gran recurso para desmitificar algunas creencias, aclarar dudas y dar soluciones. Elabora un guion claro y preciso. Si se trata de algo demasiado técnico trata de explicarlo con un lenguaje sencillo y utiliza elementos visuales que potencien el mensaje y faciliten su comprensión. Con un vídeo básico puedes brindar esa solución que tanto buscaban. Te lo agradecerán y es de esos tipos de vídeos que generan engagement.

3. Muestra la cara de tus comerciales

El éxito de un comercial o de un equipo de ventas suele estar en su capacidad de generar confianza, de lograr conectar con la gente. Las estrategias de ventas basadas en correos electrónicos y las llamadas telefónicas muchas veces fracasan por no llegar a establecer esas conexiones humanas con las personas. En estos casos los vídeos empresariales pueden resultar una herramienta muy eficaz para darse a conocer, no solo en un contexto o ámbito laboral sino también en actividades cotidianas o aficiones que generen algún tipo de conexión o identificación que ayude en el proceso de ganar credibilidad y confianza.

4. Haz de tu equipo de trabajo una piña

Los vídeos corporativos no solo forman parte de la comunicación externa de una empresa, sino también de la comunicación interna. Incorporarse a un trabajo o a un equipo de trabajo nuevo suele provocar esa incertidumbre tan común que surge cuando tienes que conocer gente, sobre todo si luego debes compartir mucho tiempo o realizar actividades con ellas. Un vídeo que involucre a todo el equipo puede facilitar el conocimiento de las personas y ser el inicio de la formación de un grupo unido, indispensable para el éxito de lo que emprenderán juntos. Al contar ya con la gente y saber que va en beneficio propio, el coste y el esfuerzo de producción es mínimo, además sirve para romper el hielo en esos momentos de estrés y ciertos miedos que suelen generar el crecimiento y la nuevas etapas de una empresa. El proceso de creación de estos vídeos corporativos internos no solo ayuda a superarlos, sino que también es una estrategia muy eficaz para canalizar de manera positiva la energía del equipo.

5. Sorprende con valor añadido de posventa

Dar a conocer trucos o maneras originales de utilizar un producto o servicio para agilizar o facilitar el trabajo de nuestros clientes resulta un valor añadido . Los vídeos corporativos con contenidos de este tipo ayudan a establecer una vínculo más estrecho y un mayor grado de compromiso entre los usuarios y la marca. El uso de diapositivas, capturas de pantalla, imágenes de apoyo, textos y planos detalles son algunos de los recursos técnicos que se pueden utilizar para crear una pieza que facilite el aprendizaje de esos trucos. Produce estos tipos de vídeos corporativos y envíalos a tus clientes, estarán muy contentos de descubrir algo que jamás se hubiesen imaginado.

Sin comentarios

Publica un comentario

Descarga nuestro ebook
"Cómo aprovechar el poder del vídeo márketing"