Cómo convencer a tus clientes gracias a las presentaciones en vídeo

Cómo convencer a tus clientes gracias a las presentaciones en vídeo

Cómo convencer a tus clientes gracias a las presentaciones en vídeo

Las presentaciones en PDF, en Power Point o incluso el envío de los clásicos whitepapers suelen ser herramientas muy utilizadas cuando se intenta cerrar ventas o lograr conversiones de usuarios o potenciales clientes. Si bien es cierto que los textos pueden ser de gran utilidad a la hora de contar o “vender” una historia, muchas veces su eficacia depende, entre otras cosas, de la disponibilidad de tiempo o del interés de nuestro público para ponerse a leer esos contenidos.

Pero hay una mejor manera de intentar generar negocios o acelerar la etapa de una decisión de compra, incluso utilizando como recurso alguno de estos documentos gráficos. Una manera más atractiva, didáctica, próxima y personalizada son las presentaciones en vídeo.

Si conoces bien tus productos o servicios, a tu público y las principales soluciones que demandan, tienes gran parte del trabajo hecho para quitarles las dudas a tus potenciales clientes y convencerlos de que lo que les ofreces es la mejor inversión que ellos pueden hacer. El resto te lo contamos en este post, para que conozcas las ventajas de crear vídeos para tu estrategia de marketing y sepas cómo hacer un vídeo de presentación.

En menos de tres minutos puedes comunicar de manera muy clara la misión, la filosofía y el compromiso de tu empresa o marca, las características o funciones más importantes de tu producto o servicio, el precio y su forma o condiciones de pago. Lo mismo que sueles enviar en un PDF o presentar en Power Point, pero de una manera mucho más breve, interesante y práctica. Porque las presentaciones en vídeo son la solución idónea para hacer llegar de manera eficaz una información por más compleja que sea.

3 ventajas de las presentaciones en vídeo

Presentación personalizada. Puedes crear vídeos de presentación genéricos y utilizarlos para todos tus potenciales clientes, o también puedes hacer vídeos personalizados. Después de una primera conversación con el cliente, en la que has conocido en detalle su demanda o problema, puedes enviarle una presentación en vídeo de la solución que tienes para él. ¿Qué te parece?

Trato familiar y empático. Hacer presentaciones en vídeo de manera personalizada es una excelente estrategia para potenciar la relación con un posible cliente. Hay tácticas muy sencillas para incluir en un vídeo de presentación como la de nombrar a tu cliente, mencionar los puntos claves de alguna conversación que hayáis tenido y mostrar empatía con su problema o búsqueda. Esto genera una experiencia de venta más agradable y facilita el cierre del contrato.

Fiabilidad. El hecho de mostrarte en un vídeo de presentación significa el acceso de tu público a una cara de la empresa quizás desconocida para ellos hasta ese momento. Lo que puede generar mayor confianza, fiabilidad y, sobre todo, una ventaja comparativa en relación a posibles competidores que no realicen presentaciones en vídeo.

Consejos para hacer vídeos de presentación

Muestra tu cara. Aunque puedes compartir la pantalla con el producto que presentas o con las especificaciones del servicio que ofreces, no hace falta que esté todo el tiempo tu cara en pantalla. Pero sí al menos en el comienzo de la presentación y al final para generar confianza y ganar proximidad.

Utiliza otro formatos. Aquí es donde puedes recurrir a un PDF, a alguna diapositiva de un Power Point o a tu web como un recurso para brindar alguna información o dato estadístico de tu producto o servicio o para mostrar los procesos de su contratación o compra.

Haz una llamada a la acción. Aprovecha las presentaciones en vídeo para lograr una conversión o cerrar una venta. Invita a esos potenciales clientes a seguir tus redes sociales, a leer tu blog, a la landing page que quieras o a programar un chat o visita personal.

Sin comentarios

Publica un comentario

Descarga nuestro ebook
"Cómo aprovechar el poder del vídeo márketing"