¿Cómo utilizar el vídeo en el email marketing?

¿Cómo utilizar el vídeo en el email marketing?

¿Cómo utilizar el vídeo en el email marketing?

El vídeo es un recurso muy eficaz para potenciar las campañas de email marketing, porque capta la atención de la gente. Con solo poner la palabra vídeo en el asunto aumenta la tasa de apertura de los mails, y la mantiene, ya que los usuarios permanecen más tiempo visualizando un emailing cuando este incluye un vídeo. Además, según diversos estudios, las campañas de email marketing tienen una media de un 20% más en el retorno de la inversión (ROI) cuando utilizan el vídeo.

El formato audiovisual tiene una gran capacidad para ilustrar conceptos, explicar procesos o demostrar usos y funciones de un producto o servicio. Por eso en una campaña de email marketing puedes utilizar tanto vídeos tutoriales, para nuevos clientes o usuarios, vídeos de presentación de productos o promocionales, con los que lograrás un mayor alcance, y también vídeos de posicionamiento de marca, ya que es un medio ideal para lograr conectar con tu audiencia. Pero ¿cómo utilizar el vídeo en el email marketing? En este post te contamos de qué maneras puedes incluirlo y las ventajas que tiene cada una de ellas.

Embed vídeo vs. thumbnail con link en el email marketing

La aparición de nuevas tecnologías o herramientas digitales son noticias cotidianas. Y aún así muchas de ellas suelen ser sorprendentes porque ofrecen grandes soluciones. Uno de los campos en las que más proliferan es en el marketing digital, pero no siempre debemos dejarnos encandilar con cada novedad. Antes de ponerla en práctica debemos preguntarnos si se adapta a nuestro negocio, si es funcional a nuestros objetivos estratégicos.

Si bien el embed vídeo en el email marketing no es un recurso muy utilizado, ya existen algunas herramientas, como la de Wistia o las surgidas de la integración de Viwom con Acumbamail o Mailjet, que lo permiten. Esta posibilidad de reproducción de vídeos directamente desde el correo electrónico es una opción muy cómoda para el receptor de un emailing. La mayoría de los usuarios, sobre todo los de los dispositivos móviles, tienen una mejor experiencia de visualización con el vídeo incrustado, ya que pueden reproducir el contenido de manera automática. En cambio si el mail incluye un thumbnail deberán hacer clic una vez más en la página de destino que se encuentra el vídeo.

Pero para una campaña de vídeo marketing ¿nos sirve? ¿o es más eficaz poner en el emailing un thumbnail que lleve a los suscriptores a visualizar el vídeo desde la página nativa de nuestra marca? Más allá de que Gmail permite insertar vídeos en sus mails, siempre y cuando sean de YouTube, y de las opciones que ofrecen para cada caso las herramientas mencionadas anteriormente, lo cierto es que de los servicios de correo electrónico o sistemas operativos que dispongan los usuarios dependerá la posibilidad o dificultad para poder visualizar nuestros vídeos. Por lo tanto, si incluimos un embed vídeo en una campaña de email marketing, más que añadir valor lo que estaremos haciendo será correr grandes riesgos de que una gran cantidad de suscriptores no puedan visualizar nuestro mensaje.

Y no menos importante para nuestro plan estratégico es que una vez visualizado el vídeo directamente desde su correo electrónico, lo más probable es que el espectador siga adelante con otros mails o con otra actividad. Y nosotros habremos perdido una gran oportunidad para continuar la interacción. Si el vídeo está en la web de nuestra marca o empresa tendrá la opción de hacernos una consulta, dejar un comentario, entrar a otros contenidos, registrarse para abrir una cuenta o hasta contratar un servicio o comprar un producto. Cuando vinculamos a un vídeo en nuestro sitio web estamos dirigiendo a la audiencia a nuestra empresa y eso nos da un cierto control sobre la próxima acción de cada espectador. Además, aquí, los vídeos son contenidos permanentes y ellos tendrán acceso de manera sencilla las veces que lo deseen. Que también es lo que queremos, que nos conozcan más y que vuelvan la mayor cantidad de veces posibles.

El vídeo en el correo electrónico es una táctica de marketing interesante, pero la visualización del vídeo desde nuestra web o videoblog es aún más eficaz. Al fin y al cabo llevar a la audiencia a nuestro negocio o empresa es el gran objetivo. Pon la palabra vídeo en el asunto, una propuesta clara en el enunciado y un thumbnail que dirija al público a visualizar el vídeo en la página de tu marca. Así lograrás una campaña de email marketing mucho más efectiva.

Sin comentarios

Publica un comentario